08 abril 2009

Cuando ser el mejor no te sirve de nada!

Mi cabeza esta hecha “camote” y todo porque la selección perdió... tanta fe que le tenia… jajaja!... no es cierto!... mas bien que todavía traigo atorado mi despido y como no he tenido muchas entrevistas de trabajo, pues me siento “chinche”

Como ya muchos de ustedes saben, (y si no les cuento) durante 8 años trabaje en el área de cobranza de una empresa importante. Empecé en el área operativa y pase por distintas áreas dentro del mismo departamento y como cualquier profesionista con expectativas, crecí hasta llegar a ser jefe de área… aprendí muchísimo, tuve muchas oportunidades de desarrollar proyectos, cree mi propio equipo de trabajo, era reconocida como una parte importante de la empresa y mis opiniones tenían peso en los “nuevos” proyectos del área comercial … con decirles que me volví el “espejo” de mi jefe, es decir, conocía todas sus funciones y sus responsabilidades, además su confianza en mi era tal que cuando no estaba en la oficina, yo estaba a cargo de revisar sus correos y atender los asuntos que se presentaran, nunca lo defraude, nunca abuse de su confianza. Pero llegar a este nivel de importancia cuesta: solo podía tomar vacaciones jueves y viernes, me fui 5 días hábiles después de la fecha programada a mi incapacidad por embarazo y luego como mi hijo nación 10 días antes en lugar de 90 en realidad fueron como 70-75 y aunque para esas fechas ya tenia muchas vacaciones acumuladas, tuve que volver a la oficina en cuanto termine mi incapacidad, ya que no me autorizaron tomar mis vacaciones pendientes (me iba como mes y medio mas) en otra ocasión, cuando arrancamos el proceso para la generación automatizada de reportes de consejo, me acuerdo que entre a las 8 am de un martes y salí a las 3 pm del miércoles verificando resultados… y así muchas anécdotas mas.

Pero un día las cosas cambiaron… nuestra área se dividió y quedamos 5 personas en una pequeña célula con carácter de Staff… poco tiempo después, a mi jefe le dieron un nuevo puesto en otra empresa del grupo (de mayor rango claro) pero por “así convenir a los intereses de la empresa” nosotros “los de abajo” no nos podíamos mover junto con el. Aquí empezó el desastre y la pesadilla, en la nueva empresa se consiguió a una “trepadora” que empezó a hacer de el todo lo quiso, obviamente en busca de su propio beneficio… El siguió siendo nuestro jefe, pero nosotros habíamos perdido fuerza como área… tiempo después la empresa que el administraba cerro y sus operaciones fueron absorbidas por la empresa en la que estábamos y a mi jefe lo regresaron a un puesto mucho mejor (el siguió creciendo) y se trajo a la “trepadora” poniéndola como gerente del staff… a mi casi me da un ataque!… no podía ser!… porque me imponían a alguien que no conocía la empresa!… no conocía la operación!… no conocía el área!… no sabia nada de cobranza!… y yo? Donde quedaba?... Porque no me habían considerado para el puesto?... Que iba a ser de mi?… de mi carrera en la empresa?… yo que me había partido la cara con él para sacar adelante todos los proyectos que nos habían encomendado!… y porque justo cuando se empezaban a ver los resultados de tanto esfuerzo?… y claro “trepadora” al fin, ella empezó a hacer caravana con sombrero ajeno… tanto así, que en menos de un mes mi jefe se dio cuenta de todos mis defectos: y me “volví” de lo peor ante el…

Un día le pedí una oportunidad de trabajar en otra de las áreas de su nueva dirección puesto y su respuesta fue un “NO” rotundo porque el consideraba que mi “actitud” no era la “adecuada” y que tenia que pensar mejor las cosas!… Salí llorando de su oficina!… no lo podía entender!… una actitud inadecuada? … a que se refería?... yo era su brazo derecho y el siempre dijo que yo era demasiado inteligente y que podría llegar muy lejos y ahora tenia una actitud inadecuada?... me desplome!… obvio lo primero que hice fue buscarme trabajo en otra área (me iba a aprovechar para irme a sistemas, me iban a dar la oportunidad, pero tenia que esperar un tiempo mas)… me sentía traicionada!… decepcionada!… burlada!… y de repente, en el momento en que mas lo necesitaba, llego la oportunidad de cambiarme de área y la aproveche… otro movimiento lateral, pero eso no importaba… pensé que las cosas no podían estar peor a como ya estaban (nunca apliques esta frase en tu vida, no olviden la ley de Murphy) era eso o seguir permitiendo que las cosas empeoraran, y me fui!... Ya no soportaba a la “trepadora” y sus burlas y que además estuviera “luciendo” con mi trabajo… tonta de mi, creo que caí en una trampa…

En la nueva área me hacia cargo de verificar y autorizar notas de crédito y bonificaciones, era un área de fricción sobre todo con los ejecutivos de cobranza de corporativo y gobierno, sobre todo porque muchos de los tramites fueron rechazados, pero francamente no me importaba la fricción que se pudiera generar, porque no iba a poner en riesgo mi reputación por estar autorizando miles de pesos a lo pend… mi área era el primer filtro en la cadena de autorización, pero entre las firmas de autorización también era necesaria las de mi ahora exjefe… y desafortunadamente el ya se había vuelto una persona difícil de tratar, sobre todo porque ya se había creado demasiados conflictos con el nuevo director de cobranza y por una razón o por otra siempre me retrasaba las autorizaciones… un caso muy importante que debió salir en 72 hrs lo retraso mas de 17 días… y en mi caso por no exigirle que liberara los documentos, me costo el trabajo (tenia solo 5 semanas).

El día que me liquidaron de la empresa fue de lo mas irónico, porque al mediodía, el director de sistemas me comento que ya me podía mover de área, que ya tenían mi plaza… y ese mismo día, por la tarde, casi a la hora de la salida, me dijeron que tenia que recoger mis cosas en ese momento, porque mi baja había sido tramitada por “no cumplir con las funciones asignadas”… por ese concepto solo me pagaban el 30% de lo que me correspondía de liquidación… No me dieron oportunidad de nada… incluso aunque la directora de recursos humanos intento interceder por mi, porque me conocía y conocía mi trabajo, después de una semana me comento que no pudo hacer nada por mi, porque sin la autorización del fulano no podía regresar, pero al final solo terminaron diciendo que lo mas sano para la empresa era que ya no estuviera mas ahí…

Y eso es solo una parte de la historia...

1 comentario:

  1. No había escuchado nunca ese adjetivo de "trepadora" pero de inmediato lo asocio con varias personas de mi trabajo, aunque deberé decirte que hay también "trepadores" (y muchos!).

    A fin de cuentas, a veces aunque uno se considere la persona más competente, hay MUCHOS OTROS FACTORES que influyen:

    1) Mala vibra de otra gente (como en tu caso)
    2) Compromisos de amistad o familiares
    3) Compromisos partidistas
    4) Cambios de carácter de las personas que nos rodean

    A todo esto y más hay que sobreponernos.

    ResponderEliminar