22 abril 2009

Maldito Networking

¿Qué es?
¿Con que se come?
¿Es alguna de esas ciber-redes personales?

Estas y muchas otras fueron las preguntas que me hice cuando escuche por primera vez la “palabreja”. De hecho, si uno realiza la búsqueda de la palabra en internet, los resultados te envían a rollos de redes “LAN” y cosas por el estilo

A raíz de haberme quedado sin empleo, pues he tenido que revisar todas las opciones existentes y actualizarme en lo que se relaciona a la “búsqueda” de un nuevo trabajo -hacia más de 8 años que no me veía en esta situación y las cosas han cambiado radicalmente-

Pues resulta ser que el “Networking” es el desarrollo y cultivo sistemático de contactos y relaciones informales e interpersonales con tres propósitos:

1. Obtener información que te ayude a concentra los objetivos de tu búsqueda de trabajo, enterarte de tendencias, eventos o cualquier cosa relevante a tu búsqueda.
2. Exponerte en el mayor grado posible al mercado de trabajo
3. Reunir mas nombres y referentes para ampliar tu red, obtener mas fuentes de información, darte a conocer mas, conocer aun mas referentes, entre muchas otras cuestiones.

Básicamente el “Networking” es formar una red de contactos a través de la familia, amigos, amigos de los amigos, colegas de trabajos anteriores, clientes, proveedores, el señor que conociste en una boda, la pareja que te cayo bien, la chica que conociste en la fiesta, el contador, el agente de seguros, el doctor, el dentista y una muy larga lista de etcéteras.

De acuerdo con Jorge Muniain y su libro “como te vendes te contratan” el “Networking” bien aplicado tiene un 75% de efectividad, pero si tu estas pensando que es una herramienta de búsqueda esporádica de trabajo, según Muniain hay que dedicarle mucho tiempo y esfuerzo.

¿Y que clase de esfuerzo? Debes conseguir al menos entre 5 y 12 contactos nuevos a la semana y entregarle a cada uno tu cv y carta de presentación.

Aquí es donde viene lo más “divertido” del caso… ¿Qué pasa cuando tu red de contactos no es “buena”? No lo digo porque tu núcleo familiar o de amigos sean “mala onda” al contrario, me refiero a que aunque tengan todas las mejores intenciones de ayudarte, no esta en sus manos poder hacerlo…

En mí caso mi red esta de la siguiente manera: Tengo una familia muy grande y bien intencionada en lo que le corresponde a mis tías, porque en cuanto a mis primos, somos y tenemos actividades tan diferentes, que cada quien anda metido en sus rollos y la verdad es que ni nos frecuentamos. De los que todavía nos mantenemos medio cercanos, solo uno se prestó para apoyarme y el me comento haber enviado mi cv a una de las empresas en que trabajo… ¿respuesta?: ninguna.

En cuanto amigos, pues no tengo muchos, pero pues se le ha hecho la lucha. Pero como bien menciona Muniain en su libro “si no le caes bien a cada persona de tu red, nunca te recomendaran. Seamos realistas, nadie mete al fuego las manos por nadie y cada dia es mas difícil que alguien te recomiende.

Una de mis grandes amigas de la universidad, también me dijo que le enviara mi cv, pero si hay algo que con ella siempre he tenido muy claro es que no quiere que trabaje junto con ella, es decir, ella no estaría dispuesta a aceptar a que trabaje en la misma empresa en la que ella trabaja. ¿Respuesta?: ninguna.

Otra de mis amigas de la universidad, muy, muy cercana (tanto que nos consideramos casi hermanas) ni siquiera me ha tomado en cuenta… ella también esta buscando trabajo para dejar la empresa de su mamá en la cual es directora administrativa.

¿Mis ex compañeros de trabajo? Pues solo uno de ellos me ha brindado su apoyo incondicional y me ha comentado que ha hablado con su jefa, pero, en primera, no quisiera regresar a un lugar en el que ya estuve, en segunda, su jefa no ha mostrado ningún interés en mi…

Otro compañero, me dice que no me preocupe, que “coopere” con el y el me apoya… Esta tan feo el “güey” y además es casado y tiene hijos, solo en sus sueños estaría con el…

Ex proveedores: que difícil! Estoy segura que me recuerdan, pero por el tipo de funciones que desempeñaba, dudo mucho que me recuerden con agrado…

Ex clientes: Dudo que me recuerden, aunque hice grandes amistades con mis clientes, han sido contactos que se han ido quedando en el pasado al no frecuentarlos o por lo menos no llamarnos aunque sea una vez (ojo: esto ha sido por ambas partes) y la verdad es que no me atrevería a llamarlos solo para “platicar” con ellos de la situación que atravieso y no porque me de pena contarles lo que pasa (finalmente, no he hecho nada malo!) sino porque no he tenido la atención de buscarlos hasta ahora que les necesito

Estoy consiente de que probablemente yo misma me estoy bloqueando, pero entre que son peras y son manzanas, tengo que seguirle “haciendo la lucha” con mis pocos contactos “efectivos” ya me hace mucha falta conseguir un trabajo.

Por cierto, la búsqueda por internet no se libra de mis críticas…

No hay comentarios:

Publicar un comentario