24 octubre 2009

Limpia tu hogar, sin dañar el medio ambiente!!


Aunque por lo general, higiene sea sinónimo de salud, esto no siempre es así.


La Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos (EPA, la sigla en inglés) ha detectado que el nivel de contaminación de una casa es de 2 a 5 veces superior, en el interior que en el exterior, según se encuentre en una zona rural o industrial


Limpiadores que 'ensucian' el ambiente Esta conclusión fue establecida luego de hallar una docena de agentes contaminantes comunes dentro de los hogares. “Los compuestos orgánicos incluyen una variedad de químicos, algunos de ellos tienen efectos adversos sobre la salud a corto y largo plazo”, advierte la EPA. Y como ejemplo de productos que poseen compuestos orgánicos cita a los productos de limpieza, entre otros. Según un estudio de la Universidad Bristol de Inglaterra, publicado en la revista New Scientist en 1999, las mujeres que usan limpiadores químicos sufren 25 por ciento de dolores de cabeza y 19 por ciento de depresiones; asimismo, los niños menores de seis meses tienen 30 por ciento de infecciones en los oídos y 22 por ciento de diarrea. Además, los limpiadores químicos suelen producir irritación en los ojos, naríz y garganta; pérdida de la coordinación, náuseas; daños en el hígado, riñón y sistema nervioso central. También, reacciones alérgicas, como le sucedió a Jeffrey Hollender, presidente de Seventh Generation: “En 1990, a mi hijo Alex le diagnosticaron asma. Mientras me informaba sobre la enfermedad, comencé a descubrir que los científicos habían empezado a encontrar que los productos químicos para limpieza del hogar eran la causa”. Un tiempo después, fundó la empresa que se especializa en productos saludables, cuyo lema es: En cada deliberación, debemos considerar el impacto de nuestras decisiones para las próximas siete generaciones.


Corta por lo sano Para reducir este peligro latente, la EPA recomienda ventilar los ambientes cuando se utilizan limpiadores químicos, desechar envases con poco contenido o vacíos, mantener a los chicos y las mascotas alejados de los productos, y jamás mezclar artículos de limpieza, a no ser que esté especificado en la etiqueta. También, hay otras precauciones que se pueden tomar, sin embargo, lo más saludable que puedes hacer por tu familia es reemplazar los clásicos limpiadores por opciones naturales. ...


MADE IN HOME Si te gustan las fórmulas caseras, tal vez te sorprendas al enterarte que hay muchos productos fáciles de conseguir, que pueden dejar tu casa limpia y radiante.


Vinagre blanco: elimina gérmenes y desodoriza, por lo que es ideal para limpiar la cocina. Mézclalo con cuatro partes de agua y colócalo en un envase con spray. Su poder desengrasante, te permitirá limpiar el horno y las fuentes, pero también, te servirá para limpiar los vidrios y las ventanas. Para ello, mezcla un cuarto de taza de vinagre y un cuarto de taza de agua, y luego humedece una hoja de periódico. Para dejar el microondas como nuevo: pon en un recipiente media taza de vinagre y caliéntalo durante 30 segundos. Luego, con una toalla de papel, pásalo por toda la superficie. También el vinagre caliente es perfecto para quitar goma de mascar. Los usos del vinagre continúan: agrega 1 parte de vinagre en 4 partes de agua, antes del lavado de la ropa, en el caso de manchas ligeras. Si en cambio tienes ropa con manchas de café, té o salsa, déjala en remojo en un recipiente con vinagre puro.


Bicarbonato de sodio: es un abrasivo natural. Utilízalo para remover manchas en los azulejos, vidrios, puertas del horno, porcelana y el interior de la heladera. Para usarlo, mézclalo con agua y sal, y pásalo con un cepillo de dientes por las superficies. También elimina las manchas de las alfombras, dejándolo actuar durante 15 a 20 minutos.


Bórax: se usa para limpiar el inodoro. Mezcla una taza de bórax y media taza de vinagre blanco y déjalo que actúe durante toda la noche. Por la mañana, limpia los costados con un cepillo y luego de unos minutos, enjuaga. Tendrás tu baño reluciente, sin una gota de químicos.


Jugo de limón: te servirá para desengrasar la cocina y aclarar algunas manchas, sacar lustre al bronce y el aluminio, no en la plata. También, puedes usarlo para limpiar y desodorizar el cubo de basura, ¿o acaso nunca compraste un detergente con fragancia cítrica? (Si quieres una limpieza aún mejor del cubo, mezcla un poco de jugo de limón con ¼ de taza de bicarbonato de sodio. Al rato, agrégale agua y enjuaga. )


Crema del tártaro: este ácido suave, remueve las manchas de la bañera y el lavadero.


Jabón de castilla: se prepara con aceite de oliva líquido o en barra y se utiliza para la limpieza general.


Volver a la naturaleza Además de beneficiar la salud, los productos naturales benefician el medio ambiente. Así lo demostró Martin Wolf, director de tecnología ambiental y de producto de la empresa Seventh Generation: si cada hogar de los Estados Unidos, quien sostiene que reemplazar solo una botella de 1.8 kg. (64 onzas) de blanqueador a base de cloro por un blanqueador libre de este elemento químico, podría prevenirse el ingreso de casi 5 mil toneladas de cloro entrando al medio ambiente. Si cada familia suple simplemente una caja de detergente clásico para lavar la ropa de 1.4 litros (48 onzas), por uno natural, se evitarían 96 mil barriles de petróleo, suficiente para calefaccionar y cocinar en 5,500 hogares. Ahora ya sabes. Casa sana, cuerpo sano.


AUTOR: CAROLA SIXTO
FUENTE: UNIVISION.COM

2 comentarios:

  1. Hola:

    En Mexico es muy comun que se agrege cloro al agua para la limpieza buscando desinfectar y "blaquear".

    El problema del cloro es que en cantidades pequeñas intoxica seres pequeños (bacterias y virus), en cantidades grandes intoxica seres grandes (perros, gatos, humanos).

    No conozco casos de personas muertas, pero si de personas que llegaron al horpital intoxicadas por el uso excesivo del cloro.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola Hluot... me da mucho gusto leerte por aqui y te agradezco mucho tu comentario al respecto del tema porque se que eres bastante experto en la materia...

    ResponderEliminar