13 noviembre 2009

Lo que no debes hacer durante tu búsqueda laboral!


¡Que dificil es la busqueda de un trabajo en estos tiempos! Sobre todo ahora que las cosas han cambiado tanto y ademas existe tanta competencia por un puesto... Recuerdo los tiempos en que tan solo llenabas una solicitud de empleo y te ponías a repartirla por las empresas mas cercanas a tu casa o en la zona en la que quisieras trabajar cual si fueran "volantes" de pizza y despues de eso volvias a casa a esperar "la llamada"

Ahora la mayoría de las búsquedas son por Internet en portales especializados en ofrecer vacantes como en las paginas de las mismas empresas. Entrar a una empresa a dejar un CV por cuestiones de seguridad ahora es toda una "mision imposible" si bien te va, llegaras a entregarselo a la recepcionista y nadie garantiza que llegue a manos del reclutador. O que tal el uso del networking para tu búsqueda para lo cual tendrías que tener o conocer a personas que realmente tengan la oportunidad y quieran conectarte con la empresa para la que trabajan.

Y ni hablar de todo lo que debe o no debe contener un CV de información... que si debe ser en una hoja... en dos... que datos si... que datos no... que si debe ser uno enfocado hacia cada empresa a la que vas... que si enfocado al puesto... uno generico.... "To much information"!!!

Casualmente la semana anterior por un proyecto especial, estuve ayudando en el reclutamiento de personal para la empresa en la que trabajo y pude tener acceso a varios CV's que la verdad es que sin ser profesional yo los descartaría:

1. Por falta de información
2. Por falta de presentación.

Pero esto nadie te lo dice y ni siquiera en las paginas "especializadas" te lo explican de una forma clara y precisa. Es por esto que he decido hacer una serie de entregas en las cuales compilo mucho material que me sirvio a mi para facilitarme la busqueda y conseguir mas entrevistas. Espero que les sea de mucha utilidad.

Esta es la primera entrega:

Descubre cuáles pueden ser los errores más comunes que impiden continuar en el proceso de selección
Si estás buscando trabajo, seguramente haces tu mejor esfuerzo para conseguir ese empleo que tanto deseas, actualizas tu curriculum, tocas muchas puertas y tratas de venderte como el candidato ideal para el puesto que está disponible.
Mandas el curriculum o asistes a la entrevista de trabajo y al final resulta que no te llaman o no te quedaste, te preguntas ¿qué pasa conmigo o qué estoy haciendo mal?
Para dar respuesta a estas inquietudes, Trabajando.com México te dice cuáles son las cosas que no debes hacer si lo que quieres es ingresar al mercado laboral.
Recuerda que desde el envío del curriculum los reclutadores te evalúan, así que cada detalle de este documento es importante.
El curriculum deberá contener la información más relevante de tu experiencia, no es necesario que incluyas detalles mínimos tales como dónde estudiaste la primaria y los cursos que tomaste durante la secundaría. Este documento no deberá rebasar 2 cuartillas.
Revisa tu curriculum tantas veces sea necesario, un CV con faltas de ortografía hace que parezcas poco profesional.
Si vas a incluir una fotografía olvídate de poner la de la fiesta, procura que ésta proyecte una imagen ejecutiva.
Si sabes que el reclutador te puede llamar para una entrevista de trabajo es necesario que estés atento al teléfono, una persona que no atiende las llamadas puede perder la oportunidad. Existe la posibilidad de que justo cuando el reclutador marca a tu teléfono estás ocupado, lo recomendable sería que regresaras la llamada, ya que esto demostrará atención de tu parte e interés en el puesto.
Cuando hables por primera vez con el reclutador, no hagas preguntas tales como: de qué es la vacante, para qué puesto, donde están, cuánto pagan, etc. El reclutador es quien te dará información, no eres tú el que está entrevistando.
Para evitar este tipo de situaciones, cada vez que apliques a una oferta de trabajo anota todos los datos de esa vacante, ya que da mala imagen que no tengas idea del trabajo al que postulaste. Recuerda tienes que mostrar el mayor interés posible, qué cree que pensaría el encargado de recursos humanos si te hace una llamada y ni siquiera sabes para qué vacante es.
Siempre toma nota de la entrevista a la que irás, el horario y la dirección de tu cita, así como el nombre de la persona con la que te vas a dirigir. No pretendas aprenderlos de memoria ya que puedes olvidar un dato.
Tu trato debe ser profesional, olvídate de usar el lenguaje que utilizas cuando hablas con tus amigos, recuerda que la imagen que proyectas es fundamental.
Nunca llegues tarde a una entrevista y si hay un contratiempo avisa, esto te permitirá continuar en el proceso de selección y hablará bien de ti.
No llegues con la ropa rota, sucia o arrugada, recuerda que también estás vendiendo tu imagen, no necesitas tener las mejores prendas, sólo requieres ser muy pulcro con tu arreglo.
Siempre escucha con atención y concéntrate en la entrevista, evita estar pensando en otras cosas que te hagan perder el foco de la reunión.
Cuando termines de dar una respuesta en la que no te sientas seguro, pregunta al reclutador si diste la información que él esperaba o si es necesario dar más detalles o ampliar tu respuesta, no des por hecho que siempre te va a entender.
Finalmente recuerda que lo que se vende es tu imagen y tus conocimientos así que muéstrate positivo y no finjas ser otra persona, la seguridad que proyectes generará mayores oportunidades para permanecer en el proceso y ganar el empleo deseado.


 fuente: trabajando.com

11 noviembre 2009

La Pareja Perfecta!!



En mis ratos de cibernauta, mezclada en el mundo de los chats, es muy común que cuando conoces a alguien siempre te pregunten: que es lo que quieres en un hombre? Wow! Honestamente, yo me ataco de la risa cuando me preguntan algo así y siempre termino mencionando algunas características que debiera de “contener” mi “hombre ideal”


Es un hecho que la mayoría de las mujeres tenemos definido un prototipo de “galán”. La gran mayoría de las veces es un hombre alto, fuerte y varonil, bien arreglado, que huele rico, todo un caballero, etc. (se acuerdan del príncipe de los cuentos? Ok, así). Y eso solo es en cuanto a las características físicas, porque también nos preocupa que tengan aspiraciones, carrera, inteligencia, que guste de bailar, tenga sentido del humor, y desde aquí la lista del etcétera se hace mucho mas y mas larga.

Y que pasa con ustedes los hombres? Los labios de Angelina, las bubis de Pamela, el cuerpo de Beyonce, el trasero de Jlo…. Que cocine, que planche, que lave, que sea una amante extraordinaria con la que puedas ejecutar el kamasutra de principio a fin y que además trabaje y aporte a la economía del hogar…

Pero que pasa en la realidad? Sera que existe alguien tan “perfecto”? la respuesta (de acuerdo a mi punto de vista) es un rotundo y contundente NO…

Nosotros mismos (simples mortales) no tenemos claro que es lo que queremos, además, la misma contradicción entre lo que pretendemos ser y lo que somos, mas nuestras expectativas que se entremezclan entre los viejos roles (de pareja) y los nuevos, son muchas cuando se trata de encontrar a la pareja ideal. Y finalmente seguimos anhelando aquello que nos hace sentir seguros, no intimida y nos dá nuestro justo valor.

Y si no me creen, pregúntenle a sus amigos(as) casado(as), ellos(as) mejor que nadie pueden confirmar que la “pareja ideal” no existe, porque tarde o temprano aparecen los defectos los cuales debemos aprender a sobrellevar, para que la relación se consolide… o en el peor de los casos “truene”

Aquí es en donde entran en juego las palabras respeto y tolerancia, porque aunque tengamos a nuestro lado a una persona que cubra con gran parte de nuestras expectativas, siempre habra algo en su conducta o forma de ser que no nos guste y con lo cual tendremos que lidiar dia con dia, asi como nuestra pareja tendra que hacerlo con nuestros "defectos"