05 febrero 2011

Coquetea sin que parezca que te quieres comer a tu victima!!!

Ya estamos cerca del 14 de Febrero y contrario a lo que decimos, todas las mujeres amamos ese día y nos encanta pasarlo en pareja y que además que nos llenen de detalles. Muchas de mis amigas están solteras este año y se sienten sin brújula, ni guia porque ya no saben que hacer para llamar la atención de los chicos...

Hace un par de años, salio publicado este articulo en la revista electrónica En Plenitud y se me hicieron bastante simpáticos los consejos que ahí publicaron. Lo único que yo agregaría es que para que cualquier técnica de coquetería te funcione es necesario que estés totalmente segura de ti misma (aquí no aplica una baja autoestima) y que sabes perfectamente cual es el resultado que quieras obtener.

Hombres: Si consideran que debemos agregar algo por favor opinen...

Si no tienes pareja y crees casi imposible conseguirla en el corto plazo porque tu eres de las chicas que creen que eso de la "coquetería" no se les da, porque estas firmemente convencida de que tus "técnicas" te hacen sentir como que te le estas lanzando tan directamente a tu víctima, que lo único que te hace falta es desnudarte frente a el para llamar su atención... te tengo noticias: para empezar quitate esas "ideas" horribles de tu linda cabecita y preparate a ser mas sutil, aquí te incluyo varias técnicas que me encontré y que espero que te sean de mucha utilidad...



· Usa zapatos de tacón alto

Las mujeres suelen preocuparse por el tamaño de sus traseros, y en este punto cabe aclarar que aquellas colas que salen hacia fuera son consideradas más sensuales que aquellas más chatas. Los tacones altos, en promedio, hacen que tus pompis sobresalgan un 25% más (enfatizamos ahora la palabra “sobresalgan” en oposición a la construcción “hacen ver más grandes”). Si realmente quieres hacer que él preste atención, combina los tacos altos con un par de jeans ajustados y coloca tu mano en el bolsillo trasero.

· Deja pender uno de tus zapatos

Los zapatos dicen mucho de tu ánimo sexual. De vez en cuando, puedes deslizar tu pie dentro y fuera de tu zapato (no hay premios por adivinar lo que estés pensando en secreto cuando lo hagas). O, mientras estás sentada en un bar o restaurante, puedes hacer pender tu zapato de la punta de tus dedos. Sí: puede que escuches lobos aullar mientras lo hagas.

· Cruza tus piernas

Mientras más cruces y descruces tus piernas frente a un hombre, más interesada estarás.

· Busca el golpe “uno-dos”

¿Quieres verlo sudar en forma? Cruza tus piernas mientras mantienes la mirada fija en sus ojos y vuélvete hacia él. Luego, deja que tu zapato de tacón alto penda de la punta de tu pie. Luego comienza a mover el pie de arriba hacia abajo en forma lenta y seductiva, haciendo que el zapato oscile. Ten en cuenta que esto funciona únicamente con zapatos de tacos altos. El efecto se verá un tanto menguado si realizas la maniobra con zapatillas o sandalias. (Lo lamento, nadie dijo que el proceso de flirteo tenía que ser cómodo).

· Acaríciate en forma casual

Una vez que él esté habándote, acaricia tu clavícula en forma casual con el dedo anular de la mano opuesta. Sostén el contacto ocular mientras lo estás haciendo, y deja que tu mano descanse allí una vez que hayas terminado. Si acariciarte no se siente natural, simplemente apoya tu mano en la zona. Separa los dedos y levanta tu mano de modo que la punta de los dedos entre en contacto.

· Sube la temperatura

Ahora echa ligeramente hacia atrás tu cabeza. Esto parecerá más natural si lo haces mientras te estás riendo por algo. Mueve tu mano a la base de tu garganta. Ahora, en forma pausada, deja que tus dedos desciendan desde tu cuello hacia tus pechos. Detente justo allí donde comienza tu escote y deja que tus dedos descansen en la zona. Mantén los dedos en la zona mientras él habla, y cuando sea tu turno realiza algunos movimientos con la mano. ¿Acaso conoces algún incentivo mejor para hablar contigo?

· Piensa sucio

Evoca un escenario salvaje en el que ambos estén teniendo sexo. Mantenlo en tu cabeza mientras lo escuchas, luego lánzale una mirada mientras recorres ligeramente tu labio inferior con tu dedo índice. Ahora, agacha ligeramente la cabeza sin apartar la vista de sus ojos. ¿Qué ganarás con todo esto? Le harás entender que estás pensando en algo atrevido y él se volverá loco por saber qué está pasando en tu cabeza? Y para dar el golpe de gracia, vocifera inocentemente “Perdón, ¿qué estabas diciendo? Me perdí eso último”. Será particularmente efectivo si él estaba diciendo algo que pensó te resultaría súper interesante (como el hecho de haberse comprado un auto caro o poseer un jet privado). Recuerda que es fundamental que mantengas siempre en contacto ocular, o estarás enviando la señal negativa de que te distrajiste por haberte aburrido.

· Baja un poco los humos

¿Todo esto resulta un tanto artificial o cursi para ti? Entonces realiza cualquiera de las tácticas anteriores pero en forma un poco más sutil, trabajando sobre su subconsciente. El truco es experimentar con control del volumen y adaptarlo de la manera que mejor te sirva. Practica frente a un espejo para hacerte una idea de cómo se ven las distintas técnicas. Mira a su boca mientras él habla. Y presta antevió a sus reacciones: si él está disfrutando el momento, siéntete libre de subir la apuesta y ser un tanto más extrovertida en tus manifestaciones. Si él es tímido o no estás seguro, mantén las cosas más sutiles y espera a ver qué pasa del otro lado.

El encanto de la coquetería es la "sutileza" tus movimientos deben ser naturales e imperceptibles... El resultado solo depende de ti!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario